La tarea de ser padres y madres no es algo que venga escrito en un manual, sino quela misma vida se convierte es un escenario cotidiano donde nos exponemos a uncontinuo aprendizaje, muchas veces mediante el ensayo y error vamos aprendiendo elarte de ser padres y madres.

Una pregunta que resulta de gran necesidad realizar es:

¿Cómo podemosincentivar el vínculo con nuestros hijos e hijas?

La misma es contestada a travésde las siguientes recomendaciones:

1. Calidad de tiempo:
El tiempo no se define en cantidad, sino en calidad y nuestros hijose hijas aprecian el tiempo para reir, jugar, charlar y escuchar, por eso no hay que dejar ir losespacios donde el niño, niña o el joven pueda recordar con gran valor y significado.

2. Momentos cruciales:
Tenemos momentos en el día que debemos aprovechar parabrindar una palabra motivadora a nuestros hijos e hijas. Por ejemplo: Antes de ir a laescuela o colegio o antes de dormir. Nunca serán demasiado grandes para pretender queno necesitan una palabra de motivación de parte de nosotros como padres y madres.

3. El poder de las palabras:
Las palabras nos permiten crear vínculos e influyen en elautoestima de nuestros hijos e hijas. Por ello, es importante expresar palabras que inspirenseguridad, confianza y amor, así el niño(a) o el joven sabrá qué lugar tiene en la familia y cuánvaliosa es su vida.

4. Preste atención:
Los niños(as) y los jóvenes tienen mucho qué decirnos, y de ellos debemos tambiénaprender. Cuando nos detenemos a ver a nuestros hijos y nos disponemos aprender de ellos, agregamosmucho valor al rol de la paternidad y maternidad.

5. Dígale cuánto le ama:
Expresar el sentimiento que tenemos hacia nuestros hijos es fundamental, abre laposibilidad de mostrar un camino para los niños, niñas y jóvenes, disponiendo claridad en quién confiar porquetienen la certeza que quién los ama, esta dispuesto expresarles amor incondicional, y ese quién es su familia.

6. Muestre importancia a sus intereses:
Esto implica estudiar que legusta a nuestro hijo e hija, que música prefiere, qué juega, cuáles son susamigos, etc. Lo que invita a estar preguntando sobre lo que hacen ycompartir con ellos(as), y así aprender a conocer sus intereses.

7. Brinde confianza:
Los hijos e hijas deben saber que nuestro papel es serparte de su formación integral, pero también deben conocer de primeramano que somos confiables ante sus situaciones, aunque la noticia seapositiva o no, que estamos dispuestos a ser parte sus vidas y que siemprehabrá espacio para escucharles ante sus necesidades y anhelos.

En este recorrido de recomendaciones hemos plasmado ideas de cómo ayudar a fortalecer el vínculo con loshijos e hijas, y fundamental que usted como padre o madre pueda desafiarse a sí mismo, a que cada día puedagenerar motivos para fortalecer dicha relación, ya que como sabemos serán niños, niñas o jóvenes una sola vez,y en ese sentido tenemos solo una oportunidad para crear un vínculo fuerte y confiable.

Dra. Ginnette Rodríguez Duval*, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
MPs. Oscar E. López Jiménez, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Psicólogos + Asesores en Desarrollo Organizacional + Psicopedagoga*