La primera Batalla de Rivas, la más conocida históricamente, ocurrió el 11 de abril de 1856.  Posterior a la Batalla de Santa Rosa y a la cabeza del presidente Juan Rafael Mora, partió la tropa hacia Rivas con 25.000 hombres.  En su paso hacia Rivas tomó el puerto de San Juan del Sur en el Pacífico y el de la Virgen en el Lago de Nicaragua. 

El 8 de abril, Mora y sus hombres llegaron a Rivas donde el Jefe del batallón de defensa Byron Cole decidió retirarse.  William Walker ataca el cuartel del estado mayor de nuestro ejército, pero José María Rojas y Francisco Rodríguez intervinieron valientemente para rechazar el ataque.

En horas de la mañana del 11 de abril de 1856 nuestros compatriotas fueron sorprendidos por el batallón enemigo.  Esto provocó, confusión y desorientación de nuestros conciudadanos, pero se inició el contraataque con mucha valentía.  La mayor parte de las fuerzas enemigas se concentró en una casona de huéspedes llamada Mesón propiedad de Francisco Guerra.  Bien colocados en el Mesón, a los filibusteros les resultaba muy fácil controlar la situación, dando la señal de alerta con disparos en nuestra contra.  La batalla se prolongó por muchas horas, con abundantes bajas en ambos bandos.  500 bajas costarricenses y de 200 a 250 en el ejército filibustero.  En este hecho militar murió el héroe nacional Juan Santamaría.

En la segunda batalla de Rivas, que se realizó el 11 de abril de 1857, las fuerzas unidas de los cinco países centroamericanos, dirigidas por el General costarricense José Joaquín Mora Porras, intentaron apoderarse de la ciudad, donde se encontraban las tropas filibusteras, encabezadas personalmente por Walker.  Después de cuatro horas de combate, las fuerzas centroamericanas tuvieron que retroceder con un gran número de bajas, ante el copioso fuego de los filibusteros.

A pesar de que constituyó una victoria filibustera, la segunda batalla de Rivas fue el último combate importante de la campaña, ya que el 10 de mayo de 1857 Walker se rindió ante el capitán norteamericano Charles Davis, cuyo buque Saint Mary's se hallaba anclado en San Juan del Sur.  El General Mora aceptó la capitulación, y Walker abandonó la región.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

1. Molina Jiménez, Iván. La Campaña Nacional (1856-1857). Una visión desde el siglo XXI. Alajuela: Edición del Museo Histórico-Cultural Juan Santamaría, 2000.

2. Obregón Loría, Rafael. La Campaña del tránsito: 1856-1857.(Sección historia; No.2). San José: Editorial Universitaria, 1956.

3. _________________. Obregón Loría, Rafael. Costa Rica y la guerra del 56: la campaña del tránsito, 1856-1957 2a. ed. San José: Editorial Costa Rica, 1976.

 

Tomado de patrimonio.go.cr